martes, 9 de mayo de 2017

Rueda Wicca Tamerana Hemisferio Sur



Finalmente tras unas semanas vengo a dejaros la rueda del hemisferio sur, algunos sabbats como podéis ver se repiten, la explicación a ellos la encontrareis en la rueda del hemisferio norte.

De modo que dicho esto paso a explicar los cambios:

- Días Epagómenos:  se tratan de los días con los que da comienzo el año Egipcio, y durante estos nacieron los 5 hijos de Nut y Geb. Semejante festividad no puede ser colocada en febrero, cosa que sucedería si nos limitásemos a darle la vuelta a la rueda. Sin embargo si, el cumpleaños de Heru (Horus) esta en junio, pero no lo considero tan disparatado ya que es por algo simbólico. En el tradicional del hemisferio sur, su nacimiento fue en el solsticio de invierno, cuando la oscuridad esta en su cenit y tras el poco a poco vuelve la luz de modo que pensé que en este caso era mejor trasladarlo con estas energías en vez de celebrarlo en verano. Lo mismo se aplica para el transito, el equinoccio de otoño y el solsticio de verano.  Aunque si no os gusta, recordad que sois libres de crear vuestra propia rueda tamerana.   

- Equinoccio de primavera: mientras en el hemisferio norte se conmemora la resurrección de Asir (Osiris) para el hemisferio sur decidí coger algo distinto pues el del norte es simbólico, no esta claro la fecha de su resurrección y me pareció como comente en la anterior entrada una buena época para conmemorar esto. Para esta rueda en cambio, opté por cuando a Heru le conceden el derecho a gobernar. Sacado del libro de Ellen, The circle of Isis, encontramos la siguiente indicación para el 24 de septiembre: "Today Aset goes forth pleased; Her son is granted his heritage." ¿Qué mejor forma de empezar la primavera que recordando una coronación?

- La siembra: y el último cambio lo encontramos en lo que en la wicca tradicional sería la cosecha, aunque en el antiguo Egipto era por esta época el segundo mes de siembra. Recordemos que ellos no se veían limitado por un clima frío si no por uno muy seco, era el Nilo durante sus crecidas lo que les proporcionaba una tierra fértil. Es por tanto un sabbat para dar las gracias por la abundancia del año, pedir que siga llegando más y aprovechar para plantar en los jardines acelgas, lechugas, patatas y zanahorias entre otras. Elegí el día 26 por considerarse el día en que el Nilo vino del Num, el océano primordial. 


Aanata Aerowen


No hay comentarios:

Publicar un comentario